Te mostramos la letra de La canción Chimes Of Freedom (Campanadas de libertad) de Bob Dylan, de su Álbum The Bootleg Series, Vol 7: No Direction Home (2005), en inglés y traducida al castellano. Si siempre quisiste saber qué decía el tema Chimes Of Freedom, descúbrelo aquí.



Chimes Of Freedom

Far between sundown’s finish an’ midnight’s broken toll
We ducked inside the doorway, thunder crashing
As majestic bells of bolts struck shadows in the sounds
Seeming to be the chimes of freedom flashing
Flashing for the warriors whose strength is not to fight
Flashing for the refugees on the unarmed road of flight
An’ for each an’ ev’ry underdog soldier in the night
An’ we gazed upon the chimes of freedom flashing

In the city’s melted furnace, unexpectedly we watched
With faces hidden while the walls were tightening
As the echo of the wedding bells before the blowin’ rain
Dissolved into the bells of the lightning
Tolling for the rebel, tolling for the rake
Tolling for the luckless, the abandoned an’ forsaked
Tolling for the outcast, burnin’ constantly at stake
An’ we gazed upon the chimes of freedom flashing

Through the mad mystic hammering of the wild ripping hail
The sky cracked its poems in naked wonder
That the clinging of the church bells blew far into the breeze
Leaving only bells of lightning and its thunder
Striking for the gentle, striking for the kind
Striking for the guardians and protectors of the mind
An’ the unpawned painter behind beyond his rightful time
An’ we gazed upon the chimes of freedom flashing

Through the wild cathedral evening the rain unraveled tales
For the disrobed faceless forms of no position
Tolling for the tongues with no place to bring their thoughts
All down in taken-for-granted situations
Tolling for the deaf an’ blind, tolling for the mute
Tolling for the mistreated, mateless mother, the mistitled prostitute
For the misdemeanor outlaw, chased an’ cheated by pursuit
An’ we gazed upon the chimes of freedom flashing

Even though a cloud’s white curtain in a far-off corner flashed
An’ the hypnotic splattered mist was slowly lifting
Electric light still struck like arrows, fired but for the ones
Condemned to drift
or else be kept from drifting
Tolling for the searching ones, on their speechless, seeking trail
For the lonesome-hearted lovers
with too personal a tale An’ for each unharmful,
gentle soul misplaced inside a jail
An’ we gazed upon the chimes of freedom flashing

Starry-eyed an’ laughing as I recall when we were caught
Trapped by no track of hours for they hanged suspended
As we listened one last time an’ we watched with one last look
Spellbound an’ swallowed ’til the tolling ended
Tolling for the aching ones whose wounds cannot be nursed
For the countless confused, accused, misused,
strung-out ones an’ worse
An’ for every hung-up person in the whole wide universe
An’ we gazed upon the chimes of freedom flashing

Campanadas de libertad

Lejos, entre el final de la puesta de sol y el romper de la medianoche,
nos metimos en el portal mientras tañían estallando con estruendo
majestuosas campanas de rayos, encendían sombras en los sonidos
parecían ser los repiques de libertad destellando
Destellando por los guerreros cuya fuerza no es para luchar,
destellando por los refugiados en el inerme camino de la huida
y por cada uno de los desvalidos soldados en la noche
y nosotros contemplamos los repiques de libertad llameando

Observamos inesperadamente por el horno de la derretida ciudad
con las caras ocultas, como los muros se estrechaban,
el eco de las campanas de boda antes de la lluvia
se disolvía en las campanas del relámpago.
Tañendo por el rebelde, tañendo por el calavera,
tañendo por el desafortunado el abandonado y el rechazado
tañendo por el proscrito, quemándose constantemente en la estacada
y nosotros contemplamo los repiques de libertad llameando

A través del loco martilleo místico del bárbaro granizo salvaje
el cielo chasqueó sus poemas en desnuda pregunta,
el suspendido de las campanas de la iglesia sopló a la brisa
quedando sólo las campanas del relámpago y su trueno
golpeando por el benigno, golpeando por el bondadoso
golpeando por los guardianes y los protectores del espíritu
y por el desempeñado y el pintor fuera de su época
y nosotros contemplamos los repiques de libertad llameando

En la salvaje catedral de la atardecida la lluvia descifró historias
para las desnudas formas sin rostro de los sin posición
tañendo por las lenguas sin sitio adonde llevar sus pensamientos
todas atrapadas en situaciones dadas por supuesto
tañendo por el sordo y el ciego, tañendo por el mudo
por la maltratada madre soltera y la mal llamada prostituta
por el proscrito por delito menor, perseguido y estafado en la caza
y contemplamos fijamente los repiques de libertad llameando

Incluso un telón de blanca nube destelló en una lejana esquina
y las hipnóticas manchas brumosas se elevaron lentamente
la luz eléctrica todavía golpeaba como flechas,
encendida por los condenados a la inacción
o los que son retenidos en la corriente,
sonando por los buscadores, en su muda búsqueda de pistas
por los amantes corazones solitarios,
con su historia muy personal y por cada alma inocente
y amable inmerecidamente entre rejas
y nosotros contemplamos los repiques de libertad llameando.

Ingenuos y sonriendo como yo recuerdo, cuando fuimos cogidos
cazados sin huella del momento por ellas colgamos suspendidos
mientras escuchábamos y mirábamos por última vez
hechizados y consumidos hasta el fin de su tañido
tañendo por los sufridores cuyas heridas no pueden ser curadas
por los incontables confundidos, acusados, maltratados,
pisados y peores
y por cada persona ahorcada en todo el ancho universo
y nosotros contemplamos los repiques de libertad llameando

  •   Escrita por: Bob Dylan
  •   Copyright: 1964 by Warner Bros. Inc.; renewed 1992 by Special Rider Music